Saturday, December 20, 2014

Sami Abadi en concierto

EL VIOLINISTA Y MULTI-INSTRUMENTISTA SAMI ABADI SE PRESENTA EN CONCIERTO
EL DÍA VIERNES 26 DE DICIEMBRE A LAS 23.59
EN NOTORIOUS, CALLAO 966
RESERVAS AL 4813 6888
(entradas $80)

sami abadi presenta en concierto su solo set: violín, loopers, sequencers, percusión electrónica & sintetizadores.
sami abadi integra en su música elementos del ambient y de la música de concierto del siglo XX, improvisación diseñada, perfumes sonoros orientales, sci-fi groove y la sonoridad de una orquesta imposible generada por el multi-instrumentista en tiempo real.
__________________________________________________________________
SAMI ABADI > violinista, multi-instrumentista, compositor y pedagogo musical ::
www.samiabadi.com.ar
SAMI ABADI EN CONCIERTO! 
VIERNES 26 DE DICIEMBRE, 23.59 EN NOTORIOUS, CALLAO 966
ENTRADAS EN VENTA POR TICKETEK: http://www.ticketek.com.ar/sami-abadi/notorious

DISCOGRAFÍA COMPLETA de SAMI ABADI disponible para descarga en SPOTIFY >
https://play.spotify.com/artist/7aawf2QnY34gjkMX5EcXJC

Thursday, December 04, 2014

Homenaje a Karkowski

POR UNA FISICA SONORA
Homenaje a Zbigniew Karkowski (1958-2013)
Audios - Imágenes - textos
Viernes 12 de diciembre de 2014 – 20 hs.
Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires (MACBA) – Av. San Juan 328
 
Zbigniew Karkowski (Cracovia, 1958 – Amazonia peruana 2013), fue una de las más reconocidas y potentes figuras de la escena noise y experimental internacional, cuyas fronteras contribuyó a expandir.
Visitó Argentina en varias oportunidades, y realizó conciertos en Buenos Aires, Córdoba, Rosario, La Plata y Posadas.
Su sorpresiva muerte, hace un año, conmocionó al mundo de la música experimental internacional, y se le rindieron varios homenajes en distintas partes del mundo, incluyendo obituarios en la destacada revista británica The Wire, y la compilación “No Bullshit”, iniciativa coordinada por el artista sonoro español Francisco López, un tributo sónico que reúne piezas creadas por amigos de Karkowski en base a su música.
Al cumplirse un año de su muerte, sus amigos de la comunidad de músicos experimentales argentinos se suman a esta serie de homenajes con la propuesta de una escucha de audios inéditos de Zbigniew Karkowski y la proyección de un video no exhibido con anterioridad en Argentina, que realizara con el videoartista y compositor Brian O'Reilly en homenaje a Koji Tano, otro pionero del noise fallecido también de manera prematura en 2005.
 
Francisco Ali-Brouchoud

http://soundcloud.com/alibrouchoud

Monday, December 01, 2014

Vendiendo Inglaterra por una libra

A partir de esta semana pueden hallar en las librerías de Buenos Aires (y espero que en algunas otras del país) el primer volumen de mi trilogía sobre el rock progresivo británico. ¡Muchísimas gracias a todos los que acudieron a la presentación y desafiaron al temporal!

Monday, November 24, 2014

Un mundo estrangulado pero feliz

El comienzo es pura nouvelle musique, de Univers Zero a Louise Avenue, aunque de una levedad menos siniestra que la de sus pares belgas. O, si se quiere, urgencia minimalista a la Louis Andriessen de la época de Hoketus y Workers Union. Pero no. El tema es “Zoroastro” y la banda, un sexteto reciente conformado por cuatro argentinos con un flautista peruano y un bajista colombiano que oficia, a su vez, de líder y compositor de los ocho tracks que componen Estrangulado el mundo, álbum debut de Sales de baño: una extraordinaria proposición sonora salida de las aulas de la carrera de Jazz del Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla. Basta seguir las evoluciones de esa declaración inaugural -Carlos Quebrada ensayando con el bajo eléctrico una técnica extendida que recuerda a las del guitarrista de AMM Keith Rowe, Agustín Zuanigh introduciendo una líneas melódicas en el fliscornio con reminiscencias del Ian Carr del quinteto con Don Rendell, o el notable solo de guitarra de Mariano Cepeda que parece irse desperezando a medida que avanza el tema- para comprender que estamos en presencia de algo diferente.
Otra vez el minimalismo al inicio de “30”, dos partes donde la segunda parece retomar a la primera con variaciones, conducida por la extrovertida flauta de Camilo Ángeles hasta que la sustituye el solo de trompeta de Zuanigh. ¿Los gestos del jazz bajo las apariencias engañosas del jazz-rock, el prog o la contemporánea? Algo de eso hay en “Wildeinsamkeit”, con esa explosión repentina de electricidad mientras la base rítmica de Quebrada y Federico Isasti sostiene todo el asunto para que se explaye el piano eléctrico de Andrés Marino, en una asociación ilícita que definitivamente supo habilitar la fusión de Mahavishnu o el Tony Williams Lifetime. O la irrupción electrónica al principio de “Los mayores ríos se deslizan bajo tierra”, en una tensión rítmica repetitiva que contrasta con la suavidad de flautas y trompetas.

Se trata en definitiva de piezas orgánicas de metamorfosis múltiples, en donde los sonidos discurren sin prisa y no renuncian ni a las mesetas ni a los riscos escarpados. El motor que las impulsa es el de la reiteración minimalista pero su complicidad con el jazz y, horror de los horrores, cierto gusto por la fusión setentista, les concede una coloración abundante, hecha de marchas y contramarchas, de combinatorias tímbricas y espacios para que los solistas se explayen sin amenazar el discurrir del discurso musical.  Un disco que puede escucharse como una única e imponente declaración, un statement en favor de las posibilidades ilimitadas de la buena música, sin caer jamás en las tentaciones posmodernas de la parodia o el pastiche. ¿Debo aclarar todavía que Sales de baño es de lo mejor que ha aparecido en los últimos años desde este olvidado lugar del mundo? Por las dudas, dejo aquí el link de otro escriba despierto que opina algo similar. 

Saturday, November 01, 2014

Documental sobre Daddy Antogna



II Ciclo de Conferencias 2014:
Experiencias musicales en el contexto de la diversidad

Lunes 3 de noviembre – 18:30hs. Sarmiento 340.
Música y rehabilitación. Proyección de la película “Helio” (documental sobre Daddy Antogna) y debate con su director e invitados
Invitados: Tomás Grounauer y Nicolás Diab
Coordina: Lic. Alan Courtis
Entrada libre y gratuita


Héctor "Daddy" Antogna (1953-2014) fue un conocido baterista del rock progresivo en Argentina durante la década del '70, quien siendo aún joven, sufrió un grave accidente que lo dejó en silla de ruedas y puso en peligro su continuidad como músico. La película narra la historia de su carrera, desde los inicios hasta su rehabilitación para volver a los escenarios. El relato está atravesado por el valiente esfuerzo de Daddy, impulsado por el inquebrantable deseo de seguir haciendo música y contiene testimonios del propio Antogna, de sus compañeros de banda de distintas épocas, de periodistas y de su mujer Cristina Alegre, quien fue determinante en su rehabilitación. Duración del film: 55' / Dirección: Tomás Grounauer

Encuentros abiertos a la comunidad - Entrada libre y gratuita

Conservatorio Superior de Música de la Ciudad de Bs. As. “Astor Piazzolla”
Carrera de Especialización Superior en Enseñanza de la Música para la Educación Especial
Lugar: Sarmiento 3401
Teléfonos: 4865-9001/04 E-mail: arielzimbaldo@gmail.com (coordinador académico: Lic. Ariel Zimbaldo) Web: http://educacionmusicalespecial.blogspot.com.ar/
Comisión organizadora: Lic. Alan Courtis, Lic. Ariel Zimbaldo, Lic. Brenda Berstein

Sunday, October 26, 2014

Se ve el corazón pero nunca las caras

Se ve el corazón pero nunca las caras consiste en un grupo de tres instalaciones sonoras que Nicolás Diab está presentando por estos días en el Espacio Ecléctico (Humberto Primo 730) con entrada libre y gratuita. Vale la pena darse una vuelta por allí y el curioso tendrá tiempo hasta el 29 de noviembre.
Ni bien entramos nos recibe una manguera que semeja la trompa de un elefante y cuelga sobre una malla compuesta por pequeños parlantes. El sonido constituye la cicatriz de aquellos que pasaron antes que nosotros y se atrevieron a dejar su impronta. Cada grito, expresión, vacilación o declamación que los visitantes profieren a través de tan elefantiásico adminículo alimenta un programa oculto que va conformando un loop sónico que se modifica a medida que se suceden las contribuciones del público.
La sala intermedia multiplica por doce las mangueras plásticas y entrecruza toda suerte de conversaciones cotidianas. Si se pretende una audición de conjunto, capaz de aprehender los rasgos fugaces de tantos sonidos aleatorios, habrá que recostarse en el suelo. La mayoría prefiere escuchar las mangueras de a una, colocándoselas sobre un oído.

El maravilloso jardín del fondo del Ecléctico es intervenido por un soundscape que se lleva de maravillas con ese insospechado enclave oculto en una de las tantas casas antiguas del barrio de San Telmo. Sonidos naturales reproducidos tecnológicamente compiten con los del entorno por la atención de los visitantes. 


Hay un verdadero encanto en estos pequeños ejercicios interactivos entre sonidos, público y entorno; a años luz de las pretensiones que amenazan con convertir el sound art en otra disciplina dominada por académicos ociosos y galeristas mezquinos. Lejos de la pompa y la circunstancia que tiende a adueñarse de un género al que el insufrible imperialismo del arte contemporáneo se empeña en adoptar, encontramos aquí una combinatoria de vocación lúdica y elogio de la sencillez que recuerda los años dorados del primer Fluxus. Los detalles nimios y las relaciones cotidianas conforman la savia a través de la cuál respiran las instalaciones de Diab. Y en su aparente simplicidad disparan un conjunto de interrogantes que el artista se guarda muy bien de responder: el problema de nuestra escucha fragmentaria en un mundo atiborrado de estímulos auditivos en la segunda, la posibilidad de cuestionar por un momento la venerable distinción entre naturaleza y cultura en la tercera, las dificultades a la hora de afrontar las consecuencias de nuestras propias decisiones en la primera. En fin, la fugacidad de los sonidos y la fijación de nuestras aprehensiones, la memoria y el olvido como los ejes centrales del grupo en su conjunto. Créanme, en la obra de Nicolás Diab hay mucho más de lo que aparenta. Háganse un tiempito para descubrirlo.

Fotografía: Cristina Fangmann